Posteado por: ezne | febrero 23, 2007

My Lolo, el estudiante.

carolina_42.jpg

 Damos, caballeras, Hormiguitas currelas… Os presento a My Lolo…híbrido entre perro, gato, y mono con forma de Ninfa,

El caso que hoy nos ocupa son las andanzas de mi pájaro/a que aun no sabemos con que sexo vino a este mundo…

Por si no era bastante con la afición que tiene a picar los pendientes, a querer comerte los labios a picotazos, a querer descubrir que oscuros secretos hay en tu boca, su vocación a ser esteticista y querer explotarte los granitos, si no era suficiente que en el menor descuido meta la cabeza en el vaso de leche y en cualquier recipiente con liquido a bebérselo, porque él lo vale. Por si fuese poco tenerlo a modo de sombrero cuando al señor le apetece un nidito mullidito de pelo en el que apoltronarse… además de tener la afición de escalador, entrando y saliendo de la jaula al estilo de Tom en Misión Imposible, con sus piruetas y acrobacias varias……

Juro por mi bolso Vittorio y Chumino que es verídico todo lo que aquí cuento y no se lleva a ningún grado de exageración…
pero hay más…   Una tarde cualquiera, de un día cualquiera. La menda  tiene que fatigarse entre estudios varios, en pos de un sueño, aprobar el dichoso examen de Acceso. Coge todos sus bártulos, coca-cola Light sin cafeína (si. Yo también levanto la mano) Un cenicero, una luz que no daña los ojos Osseaaa, folios, bolígrafos Y el Pájaro estudiantil. Porque, como he dicho antes, él lo vale, y hace lo que le sale del pico.

Y si no hace lo que le sale del pico llora con ese estruendo que te deja sorda, y si pasa eso, no me concentro, y si no me concentro… pues me disperso rápidamente, que ya de por si tengo gran capacidad de atracción por todas las moscas, ruiditos, conversaciones ajenas  en mi hogar y demás… Así que allí estamos, mi hibrido y yo solos ante los libros:  … Sube por mi brazo, llega a la cabeza, patina, hace el ángel, coge el pendiente, lo tira al suelo, se pasea por mis hombros, vuelve al pelo, corretea por mi mesa de estudio, engancha al tigre de peluche que está encima de la mesa, le quiere quitar los bigotes al pobre…. Y para colmo quiere aprender… Porque mi hibrido es muy muy culto, y le encanta… Se planta sobre mis apuntes a mirarlos ¿?¿?¿?¿? y con ello impide mi visión, si ve que escribo quedará hipnotizado por el suave deslizamiento del boli sobre el papel y querrá picarlo impidiendo que el boli siga haciendo su trabajo… Si le entra alguna apretura, no tendrá en consideración que mis apuntes con luceros suyos no quedan chic, y adornará con los restos desechables de su cuerpo los apuntes que tanto trabajo me ha llevado. Encima me mirará con cara de “yo no he sido” y yo querré asesinarlo. Lo pondré encima de la cama pero el volará hasta mi… cuando se canse, de jugar, correr por ahí y arañarme con sus patitas escalando por mi cuerpo… solo entonces, se esclafará en algún lugar cómodo de mi extremidad superior, y se quedará dormidito… A todo esto ha pasado una hora y lo único que he hecho ha sido cuidar de mi pocholín…que si, me cabrea… pero es que es tan mono que se lo perdono todo… igual me lo llevo al examen… Con la de veces que ha estudiado conmigo… y confiando en su buena memoria igual me sopla las respuestas… ¿No?

(Febrero 2007)

Anuncios

Responses

  1. Me ha encantado tu relato, me ha divertido y entretenido un montón. Enhorabuena
    Me encantan todos y cada uno de los animalitos de este mundo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: