Posteado por: ezne | diciembre 14, 2009

Desayuno… un cola cao…

A veces creo que mi cabeza es una olla a presión…  Mientras pienso diez millones de cosas, que si que mal va Correos, que si la Montaña y Mahoma, que si la publicidad nos hace imbéciles a todos, que si me vienen los exámenes, que si os cuento la anécdota del chico de la librería (porque me mola ser yo a veces, me pasan cosas curiosas…), que si  recopilo diálogos de  este GRAN finde… mientras pongo orden en esta mente que no se cansa…

Os dejo con una de mis películas preferidas. Si aún no la habéis visto, no tenéis perdón del gran Dior, y si la habéis visto por fuerza tendréis que estar de acuerdo conmigo en que es, simplemente… MARAVILLOSA.

Qué bien se ve la vida detrás de un cola cao calentito un día de lluvia…

“- ¿Sabes lo que te pasa?. No tienes valor. Tienes miedo!. Miedo de enfrentarte contigo misma y decir: Está bien, la vida es una realidad. Las personas se pertenecen las unas a las otras porque es la única forma de conseguir la verdadera felicidad. Tú te consideras un espíritu libre, un ser salvaje y te asusta la idea de que alguien pueda meterte en una jaula. ¡Bueno nena! Ya estás en una jaula. Tú misma la has construido, y en ella seguirás vayas a donde vayas porque no importa a donde huyas, siempre acabarás tropezando contigo misma”

We’re after the same rainbow’s end
Waitin’ ‘round the bend …
My huckleberry friend,
Moon River, and me.

Posteado por: ezne | diciembre 8, 2009

Mención Especial

Hace tiempo una buena amiga mía me dijo que yo era titaniowoman con corazón de algodón de azúcar…ya sé que en este blog mis momentos Bizcochita son pocos (que oye, quieras que no, una tiene que mantener una imagen…) pero de vez en cuando tengo estos momentos que me sube el azúcar y me da por ser una florecilla feliz… y he dicho ¿qué pimientos? El blog es mío y mando yo… y hoy creo que el amoniaco de las mechas rubias se me ha subido a la cabeza y me ha trastornado pero mira, dejemos que el trastorno transitorio siga su curso…

Siempre he dicho que soy una persona afortunada, que he tenido muchísima suerte en casi todo y en lo que no he tenido, lo he llorado, lo he superado, he aprendido y he seguido mi camino, porque lo que la mayoría de las cosas que la vida tiende a quitarte de tu camino es sólo un favor que te hace (ayns, por eso me gusta tanto vivir! Porque la vida es mu’ maja aunque me ría de ella – desde el cariño –) y por eso tengo mis gafas multicolor (las venden en tiendas especializadas de positivismo y alegría de vivir, seguro que en internet también hay, busquen amigos, búsquenlas!)

El caso (que tendencia más grave tengo a la dispersión, mi psiquiatra imaginario debería curarme no?) es que hoy quiero dar las gracias a alguien, porque llevo bastantes días con un buen rollo impresionante y se lo debo a mucha gente (no os voy a nombrar porque supongo que ya sabéis quienes sois) pero quiero hacer una mención especial (así soy yo, chispeante e impulsiva xD)

Alguien que me ha hecho reír a carcajadas, alguien que me da cantidad ingente de buen rollo, alguien que me parece de esas personas autenticas de las que este mundo está tan falto,  que es una prueba fehaciente de que hay personas que son grandes de serie (y no hablo de altura, conste) …

Gracias por esos ladrillazos para construir un futuro chalete 😉 has ganado un montón de Eznepuntos últimamente  (y están muy codiciados no te creas….)

No te voy a dar más pistas 😛

(Sale el relojito de los dibujos pasando las horas… y dos horas y media después seguimos pensando quien será quien será…)

Que siiiiiiii, que eres túuuuuuuuuu Cavernícola!!!!!!!!!!!!!!!! Jijijijijiiji

Posteado por: ezne | diciembre 7, 2009

EzneDesastres (Parte Pitimil)

Sé que mis lectores asiduos estarán al tanto de los eznedesastres (que egocéntrica estoy, reafirmando el yo con el Ezne delante de todo XD) capilares… que si ahora paso de rubia a morena (por obra y gracia de L’oreal) después sufro el efecto amarillo pollo, el pelo tricolor…. Estaba claro que  vendría otro desastre.

Estaba yo el otro día secando mi melena Pantene cuando vi que el flequillo andaba ya un tanto largo… ni corta ni perezosa (nótese la ironía de “corta”) se me ocurrió simplemente rebajar un poco, lo justo para que no me molestase mis (preciosos) ojos.

Lo que ocurrió después fue algo como…. Mummmmmm, agua del Carmennnnnnnn que me da el tabardilloooooooooo…. Camareroooooooooo, una Valeriana, un lexatin, algo por Dior…. Que me infartoooooo….

Brother: ¿pero que te has hecho? (su cara era un poema)

Ezne al borde del llanto (esto es un drama y lo demás tonterías) ahhhhh mi flequillooooooooo

Estiré de más el pelo. Esa fue la diferencia de las anteriores veces (pensabais que era la primera vez dado mi curriculum capilar????)  Y me preguntaba yo, por qué a veces parezco tonta (que no es lo mismo que ser tonta, cuidadín XD) que tendrá que ver el Debe y el Haber que es de lo que yo entiendo con las tijeras, si las únicas que he visto han sido las del pescao’ y las de las uñas….

La risa de Eme ¿la oísteis? Porque llegó a la China.

El tamaño si importa, digan lo que digan, sobre todo cuando hablamos de Flequillos.

Pero que no cunda el pánico, pensé yo (con tres golpes de ron para el trauma XD) que esto lo arreglo yo, unos cuantos chorros de laca y el pelo para atrás con pinza hasta nuevo aviso….

Una peluquera (de esas que han estudiado peluquería y saben de tintes, cortes y esas cosas que yo NO) me ha hecho el apaño, me lo ha dejado que hasta me gusta y todo!!!!!!! Y encima ha empezado la conversión… fervientes admiradores… la rubia returns…

Iba a poner una foto, pero he cambiado de opinión, mejor ponéis a trabajar la imaginación 😛

Posteado por: ezne | diciembre 2, 2009

En El Coche de LaEzne…

Con seiscientos km. Entre  pecho y espalda les escribo, mis queridos amigos, así estoy yo hoy, de resaca (y no precisamente por beberme hasta el agua de los charcos… bueno eso lo hice el sábado pasado, que nooooooo… Mal pensados! que sólo me bebí la de los floreros 😛 Venga va, tampoco es pa’ tanto la cosa, me tomé unas copichuelas, me reí mucho y juraría que hasta moví este cuerpo hecho para el pecado – y digo desde ya, que bailando-)

A lo que iba, que me disperso, me voy por las parras vecinas y no me centro… Estoy que me duelen hasta las pestañas… ¿por qué tengo que ser tan maja, y tan servicial? Eh? Por qué???

Ofrecí mis servicios como chófer, única y exclusivamente por ser amable, bajo ningún concepto pensé que se me tendría en cuenta. Megggg. Error… (Si me dieran un eurito por cada vez que me equivoco tendría casita en la playa a estas alturas…)

Me dicen con seis horas de antelación (las justas para dormir) que vamos que nos vamos, que tienes en el honor tú, querida Ezne, de llevarnos a CiudadGrande. ¿Sabrás llegar? -. Me preguntan – Que Ilusa es la gente. Yo sé llegar a todos sitios, lo que no sé es cuantas veces me perderé hasta el Destino.

Y allá que fuimos a las siete y media de la mañana… En el Coche de laEzne nos iremos a pasearrrrrrrr, Vamos de paseoooooo Pi pi piiiiiiii, En el KalosNuevooo piiii piiii piiii, pero no me importa piiii piiii piiii mientras no me den tortas… piii piii piiii

Llegamos… casi a la primera!!!!!!!!!!!  (Vale, me equivoqué y me fui por la carretera de San Paganini, pero a la vuelta lo hice muy bien y no pagamos autopista, salvo por el pequeño detalle que fue equivocarme y coger la carretera ProvinciaVecina y no la directa a  Miprovincia…)  pero tampoco fue para tanto, las he liado peores, lo puedo asegurar…

¿Te lo pasaste bien Ezne???? Siiiiiiiii! Me lo pasé pipa!!!!!!!!!!!! No me dejaron llevar mi música (qué habrán hecho malo Marea y Extremoduro para ser vetados…) Se arregló el mundo (que riete tú de ministros, ministras y demás fauna ibérica…) Se hizo un repaso histórico con la Reconquista (a mi no me miréis, que yo no paso de la Revolución Industrial en adelante que para eso me sale hasta en la sopa…) Criticaron (con un par) como se conduce en CiudadGrande…

Grandes Frases que recuerdo de ayer (son demasiadas para recordarlas todas)

Personaje 1: ¿Botox? Yo como mucho Boto en mi salón (Si lo dices con mi acentillo, se entiende que la X nos la hemos comido…)

(…)

Personaje 2: parecía (te lo juro) que llevaba dos gatos acostaos en vez de cejas ¿?¿?¿?¿?

(…)

Personaje 3: Yo creo que me parezco a esas tías que salen en las películas de Jolibú

Personaje 1: ¿las tías buenas?

Personaje 3: nooooooo, las que se pasan la vida en el Mcdonald’s

(…)

Entendéis que yo no pueda estar bien de la cabeza? si es que no me dejan 😛

Y ya para terminar (que siiiiii, pesada, vete yaaaaaa) aquí os dejo una canción que últimamente me pongo mucho porque me da un increíble buen rollo 😛

Posteado por: ezne | noviembre 27, 2009

El Resbalismo Maripepil

Antes de nada quiero agradecerle el detalle al niño de los ojos bonitos azul transparente… Muchísimas gracias 😉 que no lo hice en su momento, cosas de mi despiste. (…) y ahora si, el post de hoy…

Cuando una entra en el selecto club de las Maripepis (no un club cualquiera, sino el nuestro, que Maripepis hay muchas pero como nosotras ningunas :P) porque sólo nuestro es el lema  “lo que ha unido el tacón que no lo separen ni el chándal ni los carbohidratos”  pero además del pan integral  de cada día como ¿Qué tacón me pongo hoy? ¿Cuál es la longitud ideal de mis uñas? ¿Mini o pantalón? ¿Rimel normal o waterproof? ¿Dior o Chanel? También hay veces que nos toca vivir alguna que otra vicisitud…

Y por si acaso tenemos que entrar en la Era del Junco Hueco, nosotras, que somos unas Maripepis muy adelantadas hemos creado una nueva corriente filosófica (que Maripepis si, pero cultas también) ni más ni menos que el Resbalismo proclamado por Diana Covadonga de Todos los Tacones, que se complementa a la perfección con el Keledonismo del que Santa Racchelina di Chanel es profeta.

Porque visto que  se avecinan tiempos oscuros hay que tener los tacones con la ITV hecha y el bolso con la plancha del pelo dentro, que un ladrillo de “6 Bujeros” queda cutre a la hora de bolsear a alguien con glamour… pero las Maripepis están listas, ya hay quienes tienen el certificado AENOR de calidad de sus tacones, y quienes los tienen listos para cualquier batalla (lo sabemos de sobra) y por si acaso, también está la que los está afilando (para clavarlos en algún que otro pulmón)

Y así, la Filosofía Maripepil del Resbalismo dictará que repartiremos entre las que lo necesiten unas pirulas (Merresbala 50 Kg.) y supositorios (Keledén 1 Kg.) del que la Dra. Sophie, en la futura clínica se encargará de recetar (eso sí, prohibido el paso a la clínica a toda persona ajena a los tacones)

Nuestra nueva filosofía (muy sencilla) además de recetar (gratuitamente, y sin coste para el receptor) el Merresbala y el Keledén incluye:

  • Hacer Spinning en Tacones
  • Pedirnos un café con leche desnatá y sacarina después de un chuletón y papas fritas, eso sí, tampoco aliñamos la ensalada por que el aceite engorda /y tócatelos Mariloles/
  • No vamos al Súper con Chandal y tacones, ni compramos cereales de marca blanca, porque si hay que engordar, se engorda, pero con glamour.
  • Si hay que hacer abdominales para bajar los cereales que nos hemos zampado glamurosos, se hacen, no vaya a ser que la Ira de la Maripepi Suprema caiga sobre nosotras o que Santa Rachellina di Chanel mande tangas de cuello vuelto para chungas /kinkis / Canis etc.
  • Aquellas (y sólo aquellas) que posean el glamour incorporado de serie podrán salir en deportivas o incluso en zapatillas de andar por casa con forma de animalitos y seguir estando divinas de la muerte.

Para agregar más preceptos de esta filosofía, razón aquí, que para eso Diana Covadonga de Todos los Tacones y Santa Rachellina di Chanel se han apropiado impúdicamente de las contribuciones del resto de las Maripepis, sin las que este post hubiese sido imposibol total, ossea, /y golpes de flequillo/

Ahora, demos gracias a Dior por hacernos tan estupendas, tan divinas, tan maravillosas y con tantos patinazos neuronales que quedan aquí amasados para la posteridad.

Posteado por: ezne | noviembre 22, 2009

Happy End

Terminé de leer un libro. Ya, no es novedad, si una es lectora compulsiva lo mínimo que puede hacer es molestarse en leer muy a menudo. Sin decir títulos (paso de las visitas innecesarias buscando algo que no hay) hablaré hoy de los libros cabreantes. Que una es muy tópica para algunas cosas…

El libro, sin ser de los románticos esos en los que la doncella se enamora de un imponente Highlander, que está más bueno que el pan con Nocilla y hecho para el pecado carnal (lo que pondrá en serio peligro la honradez de la dama) y tampoco llegar al punto Jones, chica con algún complejillo (o super triunfadora en la vida pero con mala suerte en el amor) conoce a otro tío imponente, esta vez no es Highlander sino un tío que la pone mil, ya sea porque se lo curra en el gimnasio o porque la genética es bondadosa (no seamos ilusas, que las tabletas de chocolate no vienen de serie…) es de esos libros en los que intuyes que hay historia de amor… (si se han conocido en el colegio y están hechos el uno para la otra, tampoco hay que ser la bruja Lola para imaginar de qué va…) Así que tú esperas el Happy End ¿? Cierto ¿?

Pero es que siempre hay algún escritor muy moderno que decide dar dosis de realidad envueltas en páginas de encuentros-desencuentros entre el chico y la chica. Que lo lógico, si es la vida misma, no voy a tener mucha fe en eso de “que lo que la hipoteca ha unido no lo separe el hombre”… pero siendo ficción… la cosa ya me joroba bastante y me da la sensación de que me han timado (y eso que la cultura está rebajada últimamente… con eso de que en este país no se consume…)

Para argumentar mi queja en el futuro grupo en el feisbuk  “yo también odio que los finales en los libros no sean los que espero” tengo dos ejemplos.

Ejemplo Nº 1

Resulta que tú compras un libro en el que hay un asesino y uno que da caza al asesino, policía, periodista, – ponaquíunaprofesiónquemolemil-  que ata cabos, sigue pistas, que pone en peligro su vida… y que al final cogerá al asesino y todo acabará divinamente, porque él / ella lo vale.

Ahora di tú, que en la vida real sería así más o menos: que hay un asesino y un tío o una tía que tengan una profesión que mole mil y que se dediquen a buscar al asesino que anda suelto, pero resulta que tras 500 páginas no hay manera de coger al tío, así que el asesino sigue asesinando feliz, y el protagonista queda como un autentico pardillo.

Ejemplo Nº 2

Si tiramos de recursos habituales, centrémonos en la archiconocida Pretty Woman (es que da tanto de si esta película…) Di tú que al final, haciendo caso a la vida real, el Gere no viene con ramo de flores mientras la otra lo flipa porque ha venido su caballero andante, di tú que el Gere pasa de la Vivian y ésta, vuelve a la realidad de su piso amueblado del Ikea, con 30 m, estudia administrativo y vive como una buena mileurista mientras recuerda aquellos días en los que no tenía que ir al Zara americano sino que las tías le hacían la pelota y ella gastaba dinero del otro…  mientras que el Gere conoce a una chochoTous (así denominamos Eme y yo a las ultrapijas) se casan y son un par de estirados de la alta sociedad … mientras piensa que la Vivian molaba con su peluca, y que se pegó un buen bañito con ella ¿Qué será de la Vivian? ¿Seguirá en la esquina? ¿Será peluquera?…

Así que, quede patente mi indignación, que cuando quiera alucinar, ya me leo yo algo de ciencia ficción (o la Orgullo y Prejuicio y Zombies…)

Posteado por: ezne | noviembre 12, 2009

BlancaEzne y Su Granito

Cuando estudias mi carrera hay dos palabras más recurrentes que la Belén Esteban en Telecinco (mis neuronas no dan para chistes mejores, sorry) y tales palabras son: Pobreza y Beneficencia, quizá reñidas con las palabras “sociedad” o “Asistencia social” pero todavía no me ha dado por hacer un conteo exacto (todo se andará amigos míos, todo se andará…) resumamos, cuando día sí, día también, estás inmersa en todo lo que conlleva desde hace unos cuantos siglos las fatídicas palabras, a cierto punto tu nivel de dar patinazos neuronales aumenta desmesuradamente.

Un claro ejemplo de que me patinan mil las neuronas lo voy a relatar ahora mismo:

Supongo que cuando has pasado la adolescencia, donde te camuflabas entre tus contemporáneos y sus respectivas malas paellas un la cara, te crees que los granos nunca más volverán, que pasaron a la historia…. Pero la realidad, con ese peso que tiene la jodía, resulta que es otra, porque con los 29 recién estrenados, Mi Grano viene a recordarme que vivirá feliz conmigo hasta el día en que ambos pasemos a mejor vida, y aún así, estoy segura de que en mi próxima reencarnación se vendrá conmigo.

Porque Mi Grano, señores y señoras, es sólo uno, juguetón, hermoso, que cambia su lugar de ubicación para despistarme, que tiene el tamaño de Cuba, y que es, sobre todo, un Grano muy sociable y un Grano muy cumplidor pues me acompaña en bodas, en viajes, en cumpleaños… Podrá abandonarme el desodorante, pero Mi Grano, amigos míos, Mi Grano jamás me abandonará. Mi Grano, que es la Reencarnación del grano primigenio, el grano padre-madre de todos los granos de los seres humanos, ese grano, me ha concedido el honor, soy la portadora del Rey de los Granos. Con un par.

Y le pongo resistencia, porque no merezco tal honor, y a pesar de cantidades ingentes de dinero malgastado, sigue su proceso natural de expansión y me recuerda que debería estar metida hasta las orejas en pleitos, por publicidad engañosa, porque los productos que en tres horas te dejan la piel como el culito de un bebe, sorprendentemente, no funcionan.

Así que Mi Grano, sigue colonizando mi cara, y me mira, desde su altura, y se ríe, con la risa malvada que tienen todos los seres superiores, porque Mi Grano, por si lo dudabais, es un ser superior.

La gente que me quiere, por si acaso yo no he notado que tengo un grano de dimensiones astronómicas, (quizá creen que le tengo alergia a los espejos, o que tengo una cara tan fea que los he roto ya todos, o que directamente soy poco presumida y el espejo y yo no somos amigos) me lo hace ver, desde Brother, que apunta a que me pinte un entrecejo negro con rotulador para que así haga una maniobra de desvío de atención, hasta los que son tan sutiles como no mirarme a los ojos (ni a las tetas) sino que miran fascinados a Mi Grano.

También están los evidentes, que me dicen directamente “Vaya Grano llevas” ¿Qué esperarán que les diga? ¿En serio? ¿Un grano yo? Uys, pues quizá me has dado alergia y me ha salido en los dos segundo y medio que llevamos de conversación…

Pero además de todos ellos, ¿Qué sería de mí y de Mi Grano sino le diesen el protagonismo que él se merece? Está Mum, que es mucho más estilosa para hablar de Mi Grano, donde va a parar… “Hija mía, es una pena pero no has heredado mi piel, yo tengo un cutis maravilloso, mira mira, ni un grano, piel tersa, sólo crema hidratante”

¿Tú también Mum? ¿Tú también?

Posteado por: ezne | noviembre 6, 2009

Sin ticket no hay paraíso…

De todas las maneras que una puede empezar su cumpleaños yo escogí recoger toda la ropa que tenía tirada, que mi cama parecía el mostrador de los probadores del Zara el primer día de rebajas…

Y esta es la historia de por qué empecé mi cumpleaños recogiendo ropa…

Mum, esa mujer con la que me relaciono desde hace 29 años y que suponemos me conoce algo, hace tiempo optó por la solución entre las soluciones, que ni Cheque Regalo ni ñoñadas de esas, un buen contante, y te compras tu regalo tú misma….

Eso si, este año ella escogía mi regalo, yo sólo era la mano que ejecuta el encargo, así que nos pusimos a negociar el trato:

Mum: Nada de zapatos, bolsos… ah, y tampoco pendientes.

Ezne: Mum a veces eres muy cruel.

Mum: Ropa, sólo ropa

Ezne: ¿Y bragas? Es ropa, interior pero ropa

Mum: No. Algo de ropa que puedan ver todos

Ezne: siempre tengo la opción de salir en bragas

Mum: (suspira) Tengo una hija muy cargante.

Mum: Ahh, y quiero el ticket de todo!!!! Quiero que te gastes hasta el último euro que te he dado en Ropa…

No había terminado la última frase cuando yo estaba subida al coche, dejando mi silueta de nube blanca a Mum….

Ahora es cuando sonaría la canción de Pretty Woman ¿A que si? pues no. Porque aunque las comparaciones sean odiosas, mi servicio a la sociedad es de otra índole al de la protagonista y seguramente si quisiese entrar a esas tiendas donde te sientan en una butaca, te dan un champagne y te hacen la pelota…. A mi me enseñarían el letrero de “reservado el derecho de admisión, solo Visa Oro y American Express” así que tocaba una de territorio Inditex, que tendrá menos glamour pero no tengo que empeñar un riñón para una camisa…

Con la satisfacción del deber cumplido volví a casa…. Mi armario se alegró, pobrecito, últimamente mi fondo de armario se había quedado en principio solo…. Mum Feliz al ver el ticket y constatar que su hija, en una hora, es capaz de gastar el dinero que ella gana con el sudor de su frente….

Pero por si acaso quedaba algún atisbo de crisis después de irme de compras, mi piel, fiel a su tradición de jorobarme cualquier evento, pero con la sana intención de animarme y sentirme igual de joven que ayer… me ha colocado un precioso grano, igualito que cuando era adolescente… señal de que los años no pasan por mi… 😛

Posteado por: ezne | noviembre 3, 2009

De Crisis Existenciales

Cuando tenía 6 años quería ser astronauta, quería viajar, y conocer cosas diferentes, claro que de aquellas no sabía los requisitos que había que cumplir… Después quise ser profe, que tener al Nenuco y cía puestas en fila y una pizarra ayudaban a la fantasía… ya con los 8 o 9 años, Mum me llevaba alguna tarde a su oficina, así que decidí, en mi despacho (para mi sola, de color gris) que quería ser “jefa” y practicaba mandando a la gente invisible que eran mis empleados.

Ya entrada la adolescencia, con las hormonas disparadas y la imbecilidad subida, fantaseaba con mis amigas que a los “veintimuchos” estaríamos casadas con el Maromo de Turno y tendríamos hijos preciosos. Los Veintimuchos estaban muy lejanos, y la vida era una autovía que recorrer. Curiosamente, he sido la única que no ha cumplido religiosamente con el proyecto inicial.

Y hoy, que las patas de gallo aparecen según pasan las horas, con la crisis del último año de veintimuchos por vivir, además de preocuparme por adquirir una buena crema antiarrugas me doy cuenta de que soy más la niña que fui que la adolescente que afortunadamente se fue.

¿Qué queréis que os diga? Tengo la crisis existencial pre-cumpleaños… y motivos no me faltan, que ahora tengo un futuro profesional incierto como nunca había tenido, cumplo requisitos como la universitaria que soy, sólo que con diez años de retraso (toma castaña) que cualquier día me salto las clases para jugar al Mus…

Me pregunto lo enfadada que estaría la EzneAdolescente conmigo, por no haber cumplido con la parte que me tocaba, o si quizá entendería que ella y yo nos hemos topado con mucho Sapo suelto y poco ProyectodePrincipeAzul. Pero como yo tuve que soportarla, a ella, sus inseguridades y su odio generalizado por el mundo, me importa de poco a nada lo enfadada que estaría conmigo…

Me gustaría saber, al más puro estilo peli de Bruce Willis que se topa con el niño que fue, si la niña que fui yo, esa que jugaba a ser mayor, se colocaba los tacones de Mum y se pintaba los labios (ya de pequeña creando estilo), aquella que quería viajar a la luna, la que enseñaba las Vacaciones Santillana al Nenuco y Cía, la misma que era la Jefa de un montón de empleados invisibles hoy por hoy estaría orgullosa de mi… Y la verdad es que no lo sé, no he sabido hacerlo mejor, como mucho tengo en el Haber que soy honrada y leal, ni tan mal…

Cuando tenía 8 o 9 años, soplaba las velas y me sentía muy mayor… ya ves, que a punto de soplar la de los 29 sigo sintiéndome muy mayor… es que hay cosas que no cambian…

Y esto ha sido todo amigos, desvaríos mil de la EzneConCrisisPreCumpleaños (Y con personalidad múltiple, eso también)

Posteado por: ezne | octubre 22, 2009

London! (I Love you)

Lo que empezó siendo una broma entre Prima (ya veis que sigo con mis alardes de originalidad bautizando a la gente) y yo este verano, ha resultado ser un gran finde en London…

Si mezclas a Prima, a ReinaCorazón y a la menda, se eleva al cubo los derrapes neuronales, si encima le pones de escenario Londres y nuestro inglés… vas a volver a casa con agujetas en la tripa de tanto reír.

Además de pasar un frío de tres pares (es lo que tiene ser sureña-levantina, que sales de la tierrica y te dan los siete fríos de la muette) y poder practicar mi extenso inglés (“can you repeat please?” “yes” “ok” “thank you” “Diet Coke” “three capuccino” Me sale de lujo) hemos tenido la oportunidad, entre otras cosas, de…

– Sufrir el “paseo” en el bus Aeropuerto-Londres con un conductor Kamikaze, que además de tenernos acojonaitas nos llevaba por el lado contrario (je!)

– Patearnos Londres y Conocernos el Metro.

– Perdernos en el laberinto de nuestro hotel debido a las indicaciones del recepcionista (entendimos esto: apoidjfapoisfjdpaojdfaposjdfapidf) Para llegar y comprobar que seguramente en el Polo Norte se estaba mejor que en nuestra habitación (la segunda noche se dignaron a ponernos la calefacción)

– Percatarme de que el café inglés es un agua oscura con una dosis tan insignificante de cafeína que mi cuerpo era incapaz de enterarse hasta el décimo café.

– Alucinar con los parques de Allí (y ver a Chip sin Chop y a Chop sin Chip, imaginamos que estaban enfadados o en una jornada de reflexión solitaria)

– Hacernos las trescientas fotos típicas (imprescindible tener en la cabina roja, por supuesto)

– Ver bares españoles con nombres tan originales como “Tapas”

– Beberme una Pint en un tipical Pub, aunque a ReinaCorazón le costó horrores hacerle entender a la chica que la queríamos “yellow” “no orange” para el flipe del personal y del nuestro propio.

– Esperar a ver si la Queen se invitaba a unas pastitas y un te. (Con la chabola que tiene y no nos invita a nada… ya le vale!)

– Maldecir nuestra falta de Pounds y Mini Pounds (cada uno llama a los “pence” como quiere) en Camden Town, que por cierto nos enamoró, su ambiente y sus tiendas…

– Recibir un piropo de un inglés! (wow! Me dijo que tengo unos ojos bonitos!)

– Tirarnos en un parque y hacernos autofotos descojonadas de la risa para asombro de los transeúntes que seguramente adivinarían que sólo podíamos ser españolas…

– Pasear por Notting Hill y flipar en colores con los precios de las casas (están locos estos ingleses)

– Dejar que una inglesa me metiese mano (esto fue en el aeropuerto, conste, porque me pitó el chisme de los metales y la mujer muy sonriente me toqueteó entera)

Y ahora si que si, Fin de las escapadas hasta nuevo aviso de mi cuenta corriente 😛

« Newer Posts - Older Posts »

Categorías